viernes, 3 de abril de 2009

Teletrabajo


Las tecnologías de la información han hecho variar en muchos casos el desempeño laboral y la relación personal con la empresa, pero uno de los casos en los que se produce mayor gran controversia es en el tema del teletrabajo


Teletrabajo es aquella actividad profesional desarrollada en una empresa independientemente de la ubicación física y temporal respecto a la misma gracias a la tecnología de la información, disociándose por tanto entre la actividad correspondiente a un puesto de trabajo y su ubicación física y temporal.


Las tareas que mejor se adaptan al teletrabajo son aquellas que cumplen (sin ánimo de ser exhaustivo) las siguientes características:


  • Orientación hacia resultados de la tarea. Lo que importa es el resultado final (calidad, plazo, objetivo...)

  • Objetivo final (producto de la tarea) bien definido, delimitado, controlable... básicamente un objetivo SMART

  • Planificable temporalmente, con plazos de entregas parciales y subobjetivos, que permitan valorar la evolución de la tarea

  • En principio tareas que no requieran la interacción con otras personas y no requieran una continua comunicación para la realización de la misma, aunque en la actualidad, con los avances tecnológicos (grupos de trabajo, videoconferencia, discos virtuales compartidos...) se puede mantener dicha comunicación de manera fluida


El teletrabajo flexibiliza enormemente la tarea a desarrollar por el trabajador en la empresa, pudiéndola realizar desde su propio domicilio, desde una oficina satélite o desde la sede de un cliente, así como permitiendo variar el horario de trabajo adaptándolo a las necesidades de empresa y trabajador.


Pero pese a esta flexibilidad y a la gran cantidad de beneficios que reporta tanto para trabajador como para empresa, el teletrabajo es un tema tabú en muchas empresas, algo que el trabajador anhela como una liberación y que la empresa rehuye como a un peligro, y en realidad ni todo es bueno para el trabajador ni todo malo para la empresa, pero hay que tener muy en cuenta los puntos positivos, tanto para trabajador y empresa, para aprovecharlos, y los puntos negativos para intentar evitarlos


Algunos de los beneficios que presenta el teletrabajo para la empresa son:


  • Dirección por objetivos y control por resultados, la producción de la empresa se compacta y se dirige en la línea de la productividad

  • Los trabajadores trabajan a su propio ritmo, autoimpuesto, para el cumplimiento de los objetivos y no para cumplir un horario laboral

  • Los trabajadores no pierden horas por absentismo o desplazamientos y se centran en el cumplimiento de los objetivos

  • MAYOR PRODUCTIVIDAD

  • Flexibilidad temporal y geográfica

  • Atención más cercana al cliente

  • Reducción de costes en equipos e instalaciones


Aunque no todo es beneficioso para la empresa y algunos inconvenientes del teletrabajo pueden ser


  • Necesidad de grandes cambios organizativos y sobre todo culturales

  • Aumento del coste por equipos y comunicaciones

  • Dificultad en la gestión de los procesos

  • Dificultad en la gestión de equipos de trabajo

  • Escaso control sobre la ejecución de las tareas y sobre los trabajadores

  • DESVINCULACIÓN EMOCIONAL DE LOS TRABAJADORES HACIA LA EMPRESA

  • Obsolescencia de las oficinas en caso de que la tasa de teletrabajo/presencial sea elevada

  • Resistencia sindical al teletrabajo


Por otro lado se encuentra el trabajador, quién aunque a priori pueda pensar que todo son beneficios, no hay que perder de vista algunos de los inconvenientes que pueden llegar a ser muy peligrosos. Algunos de los beneficios para el trabajador son:


  • Mayor responsabilidad, productividad y control sobre la propia carrera profesional, autonomía y autocontrol en la ejecución de las tareas

  • Menores conflictos laborales

  • Se evitan distracciones con otros trabajadores

  • Mayor flexibilidad laboral y por tanto nuevas posibilidades de empleo

  • Mayor calidad de vida entendiéndola como que el trabajador trabaja a su ritmo y sin necesidad de desplazamientos, aunque esto no es así en caso de no teletrabajar en el propio domicilio

  • Más tiempo libre, en teoría por la disminución del tiempo en desplazamientos, aunque se puede producir el efecto contrario si el teletrabajador se autoimpone un sobreesfuerzo, la fijación de los plazos es demasiado exigente o se llega a producir laboradicción. Lo que en principio es una ventaja se puede convertir en un inconveniente.

  • Incorporación de discapacitados y personas con dificultad para desplazarse

  • CONCILIACIÓN DE LA VIDA LABORAL Y LA PERSONAL, aunque a priori es una gran ventaja, también se convierte en un gran riesgo

Aunque las anteriores ventajas hay que tomarlas algunas de ellas con pinzas ya que fácilmente se pueden convertir en inconvenientes, como alguno de los siguientes:


  • Medios técnicos insuficientes, lo que dificulta la tarea de comunicación entre empresa y trabajador o el trabajador con el resto del equipo

  • Aislamiento social y profesional, que aunque se puede simular mediante la tecnología (pe. redes sociales, correo electrónico, grupos de trabajo...) se pierde el contacto personal

  • Inseguridad laboral, y aunque no tiene por qué darse inseguridad económica y de prestaciones sociales, puede llegar a darse si el trabajador o la empresa sienten que es prescindible. Aunque esto tiene mucho que ver con la fijación de objetivos

  • Sensación de falta de estatus, ya que el teletrabajador se encuentra solo ante la tecnología pero sin rodearse de otras personas dónde poder definirse en un estatus profesional determinado

  • Inadecuado ambiente de trabajo, con dificultad para trabajar en equipo y solucionar problemas cooperativos. Pese a la existencia de las ya nombradas redes sociales se pierde gran parte de la interacción que nos hace ser cooperativos en la resolución de los problemas, ya que sin una interacción en grupo ,si la línea de trabajo del equipo no es de nuestro agrado, es fácil desconectar de ella y seguir el camino de manera individual

  • Exceso de trabajo, la laboradicción, que veremos en otro artículo

  • Distracciones familiares y mezcla de vida personal y profesional

  • DESVINCULACIÓN DE LA EMPRESA, FÍSICA Y EMOCIONALMENTE

  • Falta de legislación


Si estamos pensando en teletrabajo, bien sea como empresarios bien como trabajadores, hay que tener muy en cuenta todas las ventajas e inconvenientes anteriores, pensar muy bien en todos los que se nos puedan ocurrir, preguntar opiniones de implicados en algún tipo de teletrabajo y en cualquier caso estudiar el tema del teletrabajo como un caso particular y no como algo generalizado y/o generalizable.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada