domingo, 4 de octubre de 2009

LAS OTITIS MEDIA

Estimados amigos, se acerca el inviernos y el frio y en estas fechas aumentan las consultas de esta patologia la cual nos explica un colaborador, especialista en otorrinolaringologia como es el Dr. Miguel Juantegui Azpilicueta, que escribio este articulo para la prensa escrita. Espero os sirva y os aclare en que consiste la otitis media.




El oído medio es una cavidad donde se encuentra la cadena de huesecillos y separada del conducto auditivo por el tímpano. Dicha cavidad comunica con la parte posterior de la nariz a través de un tubo (Trompa de Eustaquio) cuya función es permitir la entrada de aire (cuando bostezamos o tragamos) en el interior del oído y de esta forma facilitar que la cadena de huesecillos vibre correctamente junto con el tímpano.

La otitis media es una infección del oído medio producida por diferentes gérmenes, que provienen en la mayoría de los casos de la parte posterior de la nariz, y ascienden a través de la Trompa de Eustaquio. Esto se ve favorecido en estas fechas cuando, debido al frío, la humedad y al hacinamiento en lugares cerrados, aumentan los resfriados y su contagio casi generalizado.

Existe un factor que va a favorecer de manera significativa las otitis repetidas: las vegetaciones. Constituyen un tejido de defensa (como las amígdalas), frecuentemente desarrollado en el niño, que se encuentra en la parte posterior de la nariz. Cuando su tamaño es excesivo, no sólo impiden una correcta respiración nasal (niño que respira siempre por la boca) sino que pueden bloquear el buen funcionamiento de la Trompa de Eustaquio, dificultando la entrada de aire en el oído y favoreciendo la formación de moco en éste último. Este moco a su vez, por un lado imposibilita la vibración normal del tímpano y los huesecillos (produce pérdida auditiva), y por otro lado es un excelente caldo de cultivo para los gérmenes (favorece la infección).

La otitis media se manifiesta con síntomas variados,siendo los más frecuentes otalgia (dolor de oído), fiebre, otorrea (supuración de oído), sensación de taponamiento de oído, irritabilidad, diarrea y vómitos (más frecuentes en el lactante).

El tratamiento de la otitis media requiere la prescripción de antibióticos y antipiréticos, siempre bajo criterio del pediatra o del especialista. Debe de evitarse la entrada de agua en el oído afecto. No existe una prevención eficaz de garantía, aunque se aconseja el uso de lavados nasales en caso de resfriado, estimular al niño a sonarse, y evitar en la medida de lo posible que sorba los mocos hacia dentro.

En aquellos niños con vegetaciones grandes y otitis frecuentes se aconseja un tratamiento quirúrgico que incluya resección de las vegetaciones y puesta de drenaje transtimpánico en uno o en ambos oídos(permite la entrada de aire al oído medio.

Recuerden que para cualquier consulta deben de acudir como bien pone en el articulo: ' siempre bajo criterio del pediatra o del especialista'.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada