jueves, 2 de julio de 2009

Gestión del tiempo: El día tiene 24h


La gestión del tiempo se ha convertido recientemente en toda una disciplina que cualquiera de nosotros debería aprender a manejar en los tiempos que corren. Es más, en mi humilde opinión, es todo un arte.


Y es que una cosa está clara, el día tiene 24 horas. ¿Y yo me pregunto, qué hago en esas 24 horas? (lo primero para gestionar bien, es saber el qué)


Pues como todo hijo de vecino, trabajar 8 horas, je, 8 horas cuando no son 9, 10, 11, 12... pero como hacen los matemáticos, simplifiquemos tomando la hipótesis de 8 horas.


A mi me gusta mucho dormir, me encantaría poder dormir 10 horas todos los días, es más, sólo funciono bien cuando duermo 10 horas, pero volvamos a simplificar y pongamos 8 horas más.


Ya llevamos 16, nos quedan 8.


A mi me gusta estudiar e investigar, o ya me he acostumbrado, pero lo cierto es que entre el inglés, ADE, el doctorado... y todas las cosas que se me ocurren por el camino, le echo al menos 4 horas más diarias, por simplificar y porque los fines de semana se dilatan bastante...


Nos quedan 4, creo que podemos, yes, we can!


También tenemos las aficiones, a mi me gusta montar a caballo, no monto mucho, unas 4 horas a la semana, salir en moto, tampoco lo hago mucho, un par de horas o tres a la semana. Simplificando otra vez, 1 hora diaria de aficiones.


Y no olvidemos las relaciones sociales, aunque sean telemáticas. Salir con los amigos, tomar algo en el bar, leer noticias, leer blogs, escribir en el blog, escribir en el twitter... ponle 1/2 hora siendo muy rácano.


Y lo obvio, asearme por las mañanas, arreglar a mi pitufa, llevarla al cole: 3/4 hora (soy una máquina). Ir y volver a la oficina: 1 hora (voy en moto). Comer: 1/2 hora (no como, enguyo). Bañar a la enana, jugar con ella, cenar y estar con la familia 3 horas (las tengo abandonas!)


A mi me suman más horas de las que tiene el día, y seguro que aquí soy optimista y pongo más ajustados los tiempos de lo que son en realidad y olvido muchas cosas que se hacen de normal(vaya, como cuando se valora un proyecto informático, ¡¡qué optimistas que somos!!)


¿Dónde están las horas que me faltan? ¿por qué tengo tanto sueño?


Yo sólo tengo clara una cosa, la gestión del tiempo es un arte, pero es básico empezar reconociendo qué necesitamos gestionar nuestro tiempo de manera correcta y empezar a hacerlo ya (yo voy a dormir un poco antes...)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada